Fibra de coco para que plantas sirve

Fibra de coco para que plantas sirve

Fibra de coco para jardinería

La fibra de coco ha sido un elemento básico en la jardinería, pero ¿qué es exactamente? También conocido como coco o fibra de coco, procede de la cáscara del fruto del coco y se utiliza en todo tipo de aplicaciones, desde la decoración del hogar hasta la construcción. Para los amantes del follaje, el coco puede aportar estructura al suelo, drenaje y aireación para mantener las plantas sanas. Como es un material más respetuoso con el medio ambiente que el musgo de turba, muchos lo consideran un complemento ecológico para el suelo. Por sus ventajas y usos, el coco es una herramienta esencial para muchos jardineros.

Cómo funciona la fibra de cocoLa fibra de coco proviene de los cocos. Cuando compras coco, sueles comprar turba de coco, fibra de coco, chips de coco o una combinación de los tres. La mayoría de los jardineros optan por la turba o el polvo de coco, que es una cáscara de coco finamente molida que funciona bien para la retención de agua.

Excelente para airear las raíces, la fibra de coco es una cuerda sin procesar que suele utilizarse para acolchado y fines decorativos. Las virutas de coco, también utilizadas como mantillo, están formadas por cáscara de coco cortada en trozos, y proporcionan beneficios tanto de retención de agua como de aireación. Esta última forma funciona bien como mezcla para orquídeas cuando se combina con perlita.

¿Es bueno el coco para las plantas?

El mantillo de coco o las virutas de coco son excelentes para utilizarlos en el exterior como cobertura del suelo. Los productos de coco hacen un gran trabajo para retener la humedad y superar el crecimiento de las malas hierbas. Además, sus arbustos y otras plantas de exterior se beneficiarán de los nutrientes adicionales que se liberan de su cubierta de suelo de coco.

  Para que sirve recuva

¿Se puede utilizar la fibra de coco para la tierra?

En suelos arcillosos densos, puede incorporarse coco para mejorar el drenaje y la estructura del suelo. Las cáscaras fibrosas crean espacio dentro de las pesadas partículas de arcilla, permitiendo que las raíces de las plantas se expandan más fácilmente. Para añadir fibra de coco a un lecho de jardín ya existente, extienda entre 2 y 3 cm. en un lecho de jardín ya existente y sin cubrir.

Coco coir

La fibra de coco ha sido uno de los últimos sustratos en entrar en el mundo del cultivo hidropónico. Bastante después de la lana de roca, la perlita, la arena, etc. Sin embargo, por sus cualidades, lo hizo con gran éxito, siendo actualmente uno de los más utilizados en el cultivo sin suelo.

Esta materia prima, la fibra de coco, se utiliza como componente, junto con otros materiales, en formulaciones de sustratos de semilleros o sustratos para plantas ornamentales. En horticultura y floricultura de alto rendimiento, lo hace básicamente como material único en el cultivo sin suelo.

La fibra de coco es un subproducto derivado de los frutos del cocotero (Coconucifera), una especie de palmera de la familia de las Arecáceas, que se encuentra en las zonas que bordean las playas arenosas tropicales del Mar Caribe, el Océano Índico y el Pacífico.

La fibra propiamente dicha se extrae del mesocarpio del coco, la semilla o endospermo se recoge con fines alimentarios o para viveros, mientras que la cáscara que lo recubre (el mesocarpio) se procesa y tras extraer sus fibras, éstas se seleccionan según longitudes y características, destinándose a un mercado u otro. Por ejemplo, las fibras más finas y el polvo se destinan a la agricultura, mientras que las más largas van a la industria textil.

  Para que sirve la vesicula

Productos de coco

Muchos de nosotros hemos encontrado consuelo en la jardinería o en el cultivo de plantas de interior, ya que este último año hemos pasado más tiempo en casa. Los beneficios para la salud de la jardinería son un gran medio de evasión y de superación personal desde la comodidad del propio hogar. El uso de fibra de coco en la jardinería puede ser un gran impulso para la floración de flores y plantas.

El coco, en todas sus formas, es una gran transición desde los abonos a base de turba. Puede utilizarse tanto en interiores como en exteriores en toda una serie de productos hortícolas. Dado que cuenta con una mayor aireación y retención de agua, la fibra de coco suele ser más adecuada para los jardineros de interior que los abonos y suelos tradicionales.

Para prepararlo, coloque el ladrillo en un recipiente lo suficientemente grande como para albergarlo una vez rehidratado (normalmente entre 5 y 7 veces su tamaño inicial). Cúbralo con entre 3 y 4 litros de agua caliente. Espere al menos 15-30 minutos.

Mezclar coco en la tierra del jardín puede ser una gran ayuda para las plantas. Al aportar una combinación versátil de retención de agua y drenaje natural, el coco aflojará la textura del suelo arcilloso, reduciendo el anegamiento.

Estera de fibra de coco para plantas

En esta serie de posts, vamos a introducirte en un mundo perspectivo de sustratos de coco El sustrato de coco ha ganado su popularidad para el cultivo hidropónico y sin suelo gracias a sus propiedades únicas y a su naturaleza sostenible. Es una opción perfecta para muchos cultivos y una ventaja para muchos cultivadores de todo el mundo.  El coco es familiar para muchos hogares, pero su uso va mucho más allá de los usos culinarios. Las industrias de la cosmética, los combustibles, la construcción, la medicina y la agricultura utilizan regularmente este maravilloso producto natural, por lo que no es de extrañar que al cocotero se le denomine a menudo “árbol de la vida”.

  Acrotray para que sirve

El uso agrícola del coco implica principalmente la utilización de coco, una gruesa capa fibrosa que rodea la dura cáscara interna y la capa externa del coco. Sólo los cocos maduros se utilizan para la producción de sustrato, ya que su coco se vuelve marrón y las fibras se vuelven más resistentes. El coco tiene un alto contenido de lignina, lo que le permite durar mucho tiempo, retener más agua y no encogerse tras el secado.

Para producir el sustrato, primero hay que separar el coco de la cáscara. Las cáscaras se empapan en agua, lo que las ablanda e hincha y facilita su extracción. Una vez separado del endospermo, el coco se seca, se lava y se tritura en componentes más finos: