Ecografia ginecologica para que sirve

Ecografia ginecologica para que sirve

Ecografía pélvica

La ecografía de la pelvis utiliza ondas sonoras para producir imágenes de las estructuras y órganos de la parte inferior del abdomen y la pelvis. Hay tres tipos de ecografía pélvica: abdominal, vaginal (para mujeres) y rectal (para hombres). Estos exámenes se utilizan con frecuencia para evaluar los sistemas reproductivo y urinario. La ecografía es segura, no invasiva y no utiliza radiación ionizante.

Este procedimiento requiere poca o ninguna preparación especial. Es posible que se le pida que beba agua antes del examen para llenar la vejiga. Deje las joyas en casa y lleve ropa holgada y cómoda. Es posible que se le pida que se ponga una bata.

La ecografía es una prueba médica no invasiva que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar enfermedades. Es segura e indolora. Produce imágenes del interior del cuerpo mediante ondas sonoras. La ecografía también se denomina sonografía. Utiliza una pequeña sonda llamada transductor y un gel que se coloca directamente sobre la piel. Las ondas sonoras de alta frecuencia viajan desde la sonda a través del gel hasta el interior del cuerpo. La sonda recoge los sonidos que rebotan. Un ordenador utiliza esas ondas sonoras para crear una imagen. Los exámenes de ultrasonido no utilizan radiación (rayos X). Como la ecografía capta imágenes en tiempo real, puede mostrar la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo. Las imágenes también pueden mostrar el flujo de sangre a través de los vasos sanguíneos.

  Lansoprazol para que sirve

Imágenes por ultrasonidos

La ecografía ginecológica es una prueba diagnóstica que permite visualizar los órganos pélvicos (útero o matriz, ovarios, vejiga y recto o parte final del intestino grueso) mediante una sonda de ultrasonidos colocada en el interior de la vagina (transvaginal).

Una sonda transvaginal permite examinar los genitales internos de forma muy exhaustiva, ya que se acerca mucho a la zona. Además, se consigue una mejor resolución por vía transvaginal que con una sonda abdominal (como las que se colocan en el vientre durante el embarazo).

Además, es una prueba dinámica: se interpreta en tiempo real, a medida que se realiza. Permite observar el movimiento de los órganos y la relación entre ellos (si están unidos o no, por ejemplo), así como identificar las zonas dolorosas.

Por ejemplo, si una mujer tiene una hemorragia menstrual muy abundante, una ecografía ginecológica puede descartar la presencia de pólipos o fibromas (tumores benignos en el útero), o puede indicar un tumor uterino maligno.

Algunas enfermedades ginecológicas también afectan a la vejiga, la uretra o la pared intestinal, que también pueden identificarse. Otros usos de la ecografía son la evaluación de la posición de una malla bajo la uretra para tratar la incontinencia urinaria, o el examen de algunas características anatómicas de las mujeres con prolapso vaginal (descenso) de los órganos.

Ecografía pélvica deutsch

Las estructuras de la pelvis femenina pueden visualizarse con una sonda de ultrasonido en el abdomen, en el perineo o en la vagina. Un examen típico implica el uso de ambos enfoques para obtener imágenes de la más alta calidad.

  Para que sirve el oxido de zinc

Una sonda de ultrasonido colocada en la vagina suele producir las imágenes más claras de la anatomía pélvica. Cuanto más cerca esté la sonda de ultrasonidos de una estructura, mayor será la calidad de la imagen ecográfica que se obtenga.

Hay muchas situaciones para una mujer individual en las que no se puede realizar o completar una ecografía vaginal. El especialista estará encantado de discutir sus preguntas al respecto al principio de la consulta.

Si se le remite para una ecografía abdominal de la pelvis, acuda con la vejiga llena. La vejiga proporciona una “ventana” ecográfica que permite obtener imágenes de alta calidad de las estructuras pélvicas.

La sonda de ultrasonidos es un instrumento estrecho cubierto de gel que se introduce suavemente varios centímetros en la vagina. La sonda se coloca cerca del cuello uterino y se mueve con cuidado para obtener imágenes claras de la anatomía pélvica. La mayoría de las mujeres experimentan una molestia mínima. La ecografía tarda un poco más que una prueba de Papanicolaou, pero se pretende que sea un procedimiento más cómodo.

Varita de ultrasonido

La ecografía es la principal modalidad de imagen en oncología ginecológica. En la última década, se ha producido un desarrollo tecnológico masivo que ha conducido a una mejora espectacular de la calidad de las imágenes ecográficas. Si la realiza un ecografista experimentado, la ecografía tiene un papel inestimable en el diagnóstico primario del cáncer ginecológico, en la evaluación de la extensión del tumor en la pelvis y la cavidad abdominal, en la evaluación de la respuesta al tratamiento y en el seguimiento. La ecografía también es un procedimiento valioso para controlar a las pacientes tratadas con cirugía de preservación de la fertilidad. Además, es una técnica ideal para guiar la biopsia tru-cut para la recogida de material para histología. Teniendo en cuenta que, además de su precisión, la ecografía es un método de imagen comúnmente disponible, no invasivo y barato, que puede llevarse a cabo sin ningún riesgo o molestia para la paciente; es hora de reconsiderar su papel en la oncología ginecológica y de asignar recursos para una formación especializada de los futuros expertos en imagen ecográfica en ginecología.

  Sirven las planchas verticales